top of page

TRASTORNOS MUSCULOESQUELÉTICOS. COMO EVALUARLOS.

Los TME son trastornos musculoesqueléticos, una de las dolencias de origen laboral más frecuentes, que afecta a gran cantidad de trabajadores, y, por ende, supone costes millonarios a las empresas.

Los TME suelen aparecer con el tiempo y normalmente, no tiene una causa determinada si no que surgen de la combinación de diferentes factores ya sean físicos, psicosociales, organizativos…

¿EJEMPLOS?

La mayoría de los riesgos no tienen una sola solución, o no son tan fáciles de hacerlos desaparecer, pero para tratar los TME las empresas podrían combinar una correcta evr junto con una participación de los trabajadores y sus representantes, ya que, aunque lo esencial es eliminar el riesgo, si no se puede, la premisa debe ser adaptar el puesto al trabajador y no al revés.

El art 15.1 a y b, de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales recoge los principios de la acción preventiva, en los cuales destaca lo indicado anteriormente, si no podemos eliminar el riesgo, deberemos adaptar el puesto al trabajador.

Cuando hablamos de TME, no es necesario una evaluación de riesgos en su sentido estricto, si no que a veces podemos llevar a cabo un estudio ergonómico destacando la valoración de 3 variantes: el trabajo que se desarrolla, el empleado y las condiciones en las que se realiza el trabajo.

El INSST recoge mucha información acerca de como llevar a cabo dicho estudio ergonómico como podemos consultar en el siguiente enlace:

PROCEDIMIENTO EVALUACIÓN RIESGOS ERGONÓMICOS. -> 02b46c6b-7aa9-4fea-a6fd-fbfb7253a8e8 (insst.es)

Algunos consejos para prevenir las lesiones derivadas de los TME son:

  1. Cambiar de postura frecuentemente.

  2. Establecer periodos de pausa continuados durante la jornada, y si la misma la realizamos sentados, levantarnos y caminar cada cierto tiempo.

  3. Mantener la espalda recta y alineada, es algo imprescindible para evitar cargas en los hombros.

  4. Seguir las instrucciones del manejo manual de cargas, como son realizar el movimiento flexionando rodillas, con pies separados y con la carga pegada al cuerpo.

  5. Incluir actividad física de intensidad moderada a nuestro día a día.

2 visualizaciones

Kommentare


Descubre netPrevencion para la gestión PRL eficiente

Más de netPrevencion

No te pierdas nada

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page