top of page

¿ Sabes que son realmente los riesgos psicosociales ?

Todos sabemos que el trabajo es beneficioso para el ser humano, pero cuando las condiciones de este afectan a la salud psicológica del individuo, nos encontramos ante los riesgos psicosociales.

  1. Según la OIT, los riesgos psicosociales son “las interacciones entre el contenido, la organización y la gestión del trabajo y las condiciones ambientales, por un lado, y las funciones y necesidades de los trabajadores/as por otro. Estas interacciones podrían ejercer una influencia nociva en la salud de los trabajadores/as a través de sus percepciones o experiencias”

Entre los riesgos psicosociales más destacados podemos encontrar:

Estrés laboral.

El estrés laboral se define como un estado de displacer que sufre el trabajador como consecuencia de llevar a cabo sus tareas, es decir, se da cuando el trabajador siente un desequilibrio entre las demandas que se le plantean y los recursos que tiene para satisfacerlas.

Hay que tener en cuenta que situaciones que para un individuo en concreto suponen ser estresantes, para otros pueden no serlo o ser un eustrés. Los factores que influyen en el estrés laboral se pueden diferenciar entre los del entorno objetivo y los del subjetivo.

  1. Entorno objetivo: hace referencia a los estresores que se perciben por sujetos externos a la organización de trabajo, como son los estresores del ambiente físico (ruido, iluminación, temperatura), los de la tarea (carga mental y control de la tarea), de la organización (jornada, promoción, relaciones…)

  2. Entorno subjetivo: Destacan las variables sociodemográficas, en las cuáles se incluyen estresores como la edad, el género, la ocupación que se desempeña…

Mobbing.

También conocido como acoso laboral, es un conjunto de acciones continuas de violencia psicológica, y a veces, incluso física o sexual, que ejercen miembros de la misma organización de la empresa, sin tener en cuenta la jerarquía, sobre un individuo.

Hay que destacar que estas conductas se llevan a cabo de forma consciente y premeditada, para poder degradar a la “víctima” para que así se sienta incómoda e insegura al ir al trabajo, aislarla, desacreditarla… y normalmente, con el objetivo de que abandone su puesto de trabajo.

El mobbing tiene 3 tipos: horizontal (mismos compañeros de trabajo son los que llevan a cabo el acoso), ascendente (superior jerárquico agredido por subordinado), y descendente (subordinado agredido por superior).

  1. Fases:

  2.  Incidentes críticos. Nace el conflicto entre las partes por el motivo que sea.

  3. Fase de acoso o estigmatización: Se estigmatiza a la víctima repitiendo continuamente una serie de comportamientos abusivos hacia la misma.

  4. Fase de intervención de la empresa: Ante la situación, se toman medidas que, tras la estigmatización de la víctima, no suelen ser beneficiosas para la misma.

  5. Salida de la organización. La víctima desiste y decide dimitir para poder liberarse del acoso continuado que sufre.

Síndrome de Burnout.

Se conoce como el síndrome del trabajador quemado al hecho de estar sometido continuamente a demandas de trabajo muy estresantes, con el resultado de agotar física y mentalmente al trabajador, es decir, aparece como una respuesta al estrés laboral crónico.

Los principales síntomas son: agotamiento extremo, disminución de la implicación laboral, actitud hostil hacia los demás, falta de concentración, negar los problemas evidentes, autoestima baja, apatía hacia el trabajo… y manifestaciones físicas como cefaleas, taquicardias…

  1. El burnout se caracteriza por tres dimensiones:

1.Cansancio emocional: sensación de que no se puede ofrecer nada más a los demás.

2. Despersonalización: Actitud negativa hacia sus compañeros y las personas con las que realiza su trabajo, no se implica en sus problemas.

3.Falta de realización personal: Evaluar su trabajo negativamente, todo está mal.

Como bien es conocido, la legislación siempre ha tenido más en cuenta la seguridad y la higiene que lo relativo a los factores psicosociales de los trabajadores, aunque es evidente que esto está cambiando en los últimos años, estableciendo en el primer lugar de la pirámide a la ergonomía y la psicosociología.

Los riesgos psicosociales con un término complejo de definir, ya que como se ha estudiado, los mismos factores pueden tener efectos diferentes en distintos individuos, por lo que es importante seguir con el principio de adaptar el puesto de trabajo al trabajador, y no al revés, considerando las características tanto físicas como psíquicas del mismo.

0 visualizaciones

コメント


Descubre netPrevencion para la gestión PRL eficiente

Más de netPrevencion

No te pierdas nada

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page