top of page

Qué sencillo es gestionar las remesas con el software de prevención de riesgos laborales

¡Descubre cómo generar una remesa y enviarla al banco!


El primer paso es contar con una entidad bancaria que facilite las transferencias de remesas. Ponte en contacto con tu banco y obtén los identificadores SEPA necesarios, como el ID de Presentador y el ID de Acreedor. Estos identificadores son esenciales para generar la orden de cobro a través de la domiciliación bancaria.


Una vez que tengas los identificadores SEPA, es hora de configurar los datos bancarios en el software que utilizarás. Ingresa en las opciones generales de configuración y proporciona los detalles de hasta tres entidades bancarias diferentes. Puedes asignar identificadores cortos, como AAA1, AAA2 o AAA3, para distinguir cada entidad.


Ahora, prepárate para confeccionar tu remesa. Accede al menú de administración y busca la sección de vencimientos. Aquí podrás seleccionar los vencimientos pendientes que deseas incluir en tu remesa. ¿No es genial poder agrupar todas las facturas pendientes en un solo archivo?





Una vez que hayas seleccionado los vencimientos, dirígete al menú de remesas. Aquí encontrarás un listado con todas las remesas que hayas generado. Puedes editar cada remesa y cambiar el banco asociado, seleccionando la entidad bancaria que configuraste previamente. Además, también puedes ajustar la fecha de vencimiento de los recibos incluidos en la remesa.


¿Listo para el siguiente paso? Haz clic en el botón de "FICHERO REMESA" y ¡voilà! Se generará el archivo correspondiente a tu remesa. Este archivo es lo que enviarás a tu entidad bancaria para que se lleve a cabo la transferencia del dinero a tu cuenta.


Una vez que hayas enviado el archivo al banco, marca la remesa como "COMPLETADA". De esta manera, todos los vencimientos incluidos en la remesa se registrarán como "COBRADOS" y las facturas se actualizarán según su estado de pago. ¡Imagina la satisfacción de ver que las facturas están saldadas que estás recibiendo el dinero que tanto necesitas!


Pero ¿qué sucede si un recibo es devuelto? No te preocupes, ¡puedes manejarlo fácilmente! Si un recibo es devuelto, simplemente desmárcalo como "PAGADO" en la remesa. De esta forma, el recibo se marcará como "DEVUELTO" y podrás agregarlo a una nueva remesa en el futuro. Es una forma sencilla de mantener el flujo de dinero y asegurarte el cobro.

31 visualizaciones

Comments


Descubre netPrevencion para la gestión PRL eficiente

Más de netPrevencion

No te pierdas nada

¡Gracias por tu mensaje!

bottom of page